Oct
17

Las horas de sueño vs. las horas de trabajo…

Author // admin
Posted in // Sin categoría

En estos tiempos de inseguridad económica, hay muchas razones por la que el trabajo te puede hacer pasar más de una noche en vela: preocupación por encontrar un empleo, o mantener el que tienes.

O quizás es un problema con tus superiores, con un compañero de oficina, quizá exceso de responsabilidades, en fin, la lista es larga. Pero hay una manera más en la que el empleo puede interferir con tus necesidades de sueño.

 

 

Un horario prolongado o un turno nocturno pueden tener repercusiones negativas en las horas que dedicas al descanso ¿Qué se puedes hacer?

os adultos necesitan un promedio de 7 a 9 horas diarias de sueño para reponer las energías y para que el cuerpo pueda seguir funcionando de manera óptima y saludable. Una noche de desvelo de vez en cuando se puede recuperar fácilmente, pero cuando no se duerme lo suficiente o se duerme mal de forma prolongada, las consecuencias a largo plazo incluyen aumento en la fatiga , en la irritabilidad y falta de concentración. ¿Qué sucede cuando el horario de tu trabajo requiere que estés despierto(a) cuando el resto de los mortales duerme? O al revés, cuando tienes que dormir de día, a pesar de los ruidos, la luz y otros estímulos que no te afectan si duermes de noche.

Existen muchas profesiones que interfieren con el llamado reloj interno (o reloj circadiano) según el cual estamos programados para dormir más intensamente entre la medianoche y las 7 de la mañana y luego adormecer entre 1 y las 4 de la tarde. Los que las practican deben trabajar en turnos largos, muchas veces de noche, sometidos a un constante estrés y a un alto nivel de responsabilidad. ¿Te encuentras tú entre éstos ejemplos?

• Enfermeras
• Médicos de guardia, personal de salas de emergencia
• Controladores aéreos
• Oficiales de policía y bomberos
• Obreros de fábricas de horario nocturno
• Analistas financieros de mercados internacionales
• Camioneros
• Pilotos aéreos y personal de vuelo
• Taberneros o camareros de bares
• Trabajadores en el campo de la hotelería, restaurantes y centros nocturnos

Cuando tu horario de trabajo entra en conflicto con tu reloj biológico, te ves obligado(a) a estar alerta cuando quieres dormir o a la inversa. Esa “batalla” constante del cuerpo por contrarrestar su tendencia natural puede llegar a convertirse en un trastorno de sueño traer como consecuencias que te sientas de mal humor, cansado(a), que pierdas la capacidad de concentrarte, que cometas errores en el trabajo o estés más propenso(a) a sufrir accidentes. Incluso puede aumentar tu riesgo de desarrollar enfermedades del sistema digestivo o del corazón.

Lo que puedes hacer si trabajas de noche:

• Para adaptarte a un trabajo por turnos conviene, si te es posible, mantener el mismo horario, incluso durante los fines de semana o cuando tengas tiempo libre para que el cuerpo no se tenga que estar adaptando continuamente y se acostumbre a una rutina de descanso a una hora determinada.

• Para mantenerte más alerta, evita trabajar solo. La compañía y/o la conversación de otras personas te ayudará a alejar el sueño y el embotamiento.

• Bebe una bebida con cafeína al comienzo del turno de trabajo únicamente.

• Si tienes algunos descansos, aprovéchalos para tomar una siestecita. Es increíble lo que unos minutos de sueño pueden ayudar.

Para ayudarte a dormir de día:

• Es importante que crees una rutina para incitar el sueño: tomar un baño, leer unos minutos antes de descansar para enviar la señal al cerebro de que es hora de dormir.

• Mantén la habitación lo más oscura posible.

• Si es necesario, usa tapones en los oídos para bloquear los ruidos.

• Quita de la habitación todo lo que pueda convertirse en un estímulo innecesario.

Si tienes mucha dificultad para quedarte dormido(a) o dormir lo suficiente y esa situación se prolonga durante varias semanas, consulta con el médico para eliminar otras causas que perjudiquen tu descanso, como problemas emocionales, el efecto de medicamentos o el exceso del alcohol, de la nicotina o de la cafeína. No tomes ningún medicamento para dormir a no ser que el médico te lo recete y tómalo bajo su supervisión.

De ser necesario, consulta con tu médico para ver si puede recetarte un medicamento para mantenerte alerta si trabajas en un turno de noche como es el caso del Modafinil, que también se indica para el tratamiento de los pacientes que sufren de apnea del sueño y se sienten muy adormecidos durante el día. Este medicamento puede causar algunos efectos secundarios como dolor de cabeza, náusea, dolor de espalda, nerviosismo, ansiedad y mareos. También puede provocar insomnio. Por eso es importante que hables con tu doctor.

En www.VidaySalud.com encontrarás mucha más información y ayuda para que puedas dormir más y mejor. Y desde luego, puedes encontrar información acerca de cualquier tema de salud, reportes gratuitos, grupos de apoyo y puedes inscribirte para recibir las columnas automáticamente. También te invito a que me des tu opinión en Facebook y a que me sigas en Twitter.

Fuente: Azteca

 

 

 

Trackback from your site.

Leave a comment