Sep
05

Piérdele el miedo a las compras online mejorando tu seguridad en Internet

Author // admin
Posted in // Sin categoría

Internet ha eliminado el adjetivo lejano para muchas actividades de nuestra vida cotidiana, permitiéndonos hablar cara a cara con un amigo que vive en la otra punta del globo o enviando instantáneamente un currículo a una empresa situada a miles de kilómetros. Pero no solo nuestras amistades y nuestra vida laboral agradecen la llegada de la red, sino también nuestras compras, ya que el mundo digital ha convertido todo el planeta en un único e inmenso centro comercial que no entiende ni de horarios ni de distancias físicas.

Si por ejemplo queremos comprar un auto de segunda mano, tenemos la opción de visitar todas las tiendas de vehículos seminuevos de nuestra ciudad o bien barrer las ofertas en Internet. Con la primera opción, tendremos que ir en horario comercial y perder mucho tiempo en el desplazamiento de un establecimiento a otro. Sin embargo, si optamos por las compras online veremos todas las ofertas sin abandonar nuestra computadora y a cualquier hora, sin tener que adaptar nuestro horario al de la tienda.

Pero las compras online no solo nos ayudan con las compras más cercanas, sino que además nos acercan todo lo que está lejos, ya que podemos vivir en cualquier punto de Sudamérica y sin problemas comprar algo fabricado en África o Asia sin quitarnos el pijama. Además, las dos ventajas anteriores comparten una tercera, ya que la posibilidad de comparar opciones en la computadora nos permite buscar siempre mucho más rápido el mejor precio con las mejores opciones de pago.

En base a todas estas virtudes no es de extrañar que la mayoría de las asociaciones de consumidores recomienden con insistencia las compras online para conseguir siempre la opción más óptima a la hora de comprar algo. Pero a pesar de las características positivas y las recomendaciones sobre las compras online, aún quedan muchos que no quieren operar en la red con su dinero real, quizás porque el mundo digital no lleva demasiado tiempo ante nosotros y puede ser demasiado nuevo como para que la gente pierda el miedo a las estafas y los timos. Evidentemente, debemos perderle el miedo a las compras online, aunque esto no debe de significar que nos confiamos totalmente, lo mejor es buscar un término medio que nos permita disfrutar de las ventajas de las compras online pero sin olvidar unos principios básicos para que nuestra seguridad no se resienta nunca.

  • Infórmate antes de pagar. A la hora de realizar cualquier compra online debemos de tener en cuenta que no tenemos delante a ningún trabajador de la tienda al que hacer llegar todas nuestras dudas o inquietudes sobre el producto o las condiciones de compra. Debido a esto, lo mejor es leer con suma atención toda la letra pequeña, especialmente lo relativo a las características del producto y las condiciones de compra, para estar totalmente seguros de nuestra compra y no llevarnos ningún chasco después de haber realizado el pago.
  • Si tienes alguna duda pregunta. Estudiar con atención toda la información sobre una compra online puede dejarnos aún con algunas dudas, en estos casos lo mejor es buscar la información en otra parte. De este modo, podemos o enviar un correo a los responsables de la tienda online o buscar por la red la opinión de otros usuarios sobre la tienda online concreta. En el caso de anuncios clasificados en sitios online, lo mejor es o tratar de conocer el historial de venta de los vendedores particulares o bien ponernos en contacto con ellos.
  • No compartas tus datos privados. En Internet solo podemos confirmar nuestra identidad a través de información, ya sean nuestros datos bancarios o un perfil de usuario protegido por una contraseña. Es importante que solo nosotros conozcamos estos datos, para que nadie pueda comprar en nuestro nombre. Para que nadie consiga esta información delicada, lo mejor es no enviarla nunca por mensajería instantánea o email, además de no usarla nunca en ningún equipo que no sea nuestra computadora privada.
  • Evita a los piratas informáticos. El mayor peligro que podemos encontrar en Internet son los piratas informáticos, ya que pueden colarse en los servidores de las tiendas online y robar la información confidencial de sus clientes. Afortunadamente existe una forma muy simple de evitar este peligro, consistente en introducir nuestros datos solo en páginas webs seguras, las cuales se pueden identificar gracias a que su dirección empieza por “https://”. Las webs seguras cuentan con una protección especial contra los ataques de piratas informáticos.
  • Ayúdate con tu banco. La enorme cantidad de capital que mueven las compras online han provocado que la banca se fije en ellas, por lo que ofrecen diversas herramientas pensadas para hacer las compras de sus clientes en Internet más seguras. Así encontramos desde servicios de aviso de cobros en tiempo real mediante mensajes de celular o tarjetas numéricas no asociadas con la cuenta corriente. Estos servicios pueden ser muy útiles, pero antes de activarlos debemos informarnos en nuestra entidad bancaria sobre su coste.
  • Utiliza la cabeza. Muchas veces Internet puede parecer un juego más que un negocio de verdad, pero no debemos olvidar nunca que las compras online son igual de validas que las clásicas, por lo que piensa bien antes de realizar cualquier compra, ya que tendrás que pagarla del mismo modo. Del mismo modo, desconfía de las gangas imposibles, porque pueden esconder algún problema en la letra pequeña o directamente ocultar una estafa.

 

Artículo proporcionado por vende.pe

Trackback from your site.

Leave a comment